El Faro, golondrinas y valores ambientales

La pasada primavera varias parejas de golondrina eligieron las instalaciones del CC El Faro para instalar sus nidos. En concreto, el lugar escogido fue el interior de uno de los pasillos de acceso destinado a la carga de mercancía.

El Faro, golondrinas y valores ambientales

A priori la situación no parecía suponer un problema para el funcionamiento de los establecimientos afectados, pero tras analizarlo detenidamente, esta circunstancia se contempló como una posible falta dentro de la normativa sanitaria ya que el pasillo es un espacio de tránsito de productos alimenticios.

Nuestra preocupación tenía que ver también con que estas zonas de acceso suelen estar abiertas sólo en horario de carga y descarga por lo que podría restringir el paso de las aves a sus nidos durante un tiempo prolongado y suponer un perjuicio para ellas al no poder alimentar a sus pollos.

El Faro, golondrinas y valores ambientalesValores ambientales

Desde C.C. El Faro tratamos siempre de transmitir valores ambientales de respeto al entorno y hacia las especies urbanas con las que convivimos por eso somos conscientes de que tener nidos de golondrinas en nuestros espacios próximos es toda una suerte, además son aves insectívoras y funcionan de manera eficaz como exterminadoras de los molestos mosquitos.

El Faro, golondrinas y valores ambientales

Nuestra pretensión era compatibilizar el normal funcionamiento diario del centro comercial sin perjudicar a las golondrinas.

Nos sentíamos muy orgullosos de que hubieran elegido nuestras instalaciones para construir sus casas y queríamos preservar sus construcciones.

Además nos consta que se trata de una especie protegida y por tanto la eliminación sin autorización de sus nidos está penada por la ley.

Por estos motivos decidimos buscar una vía para resolverlo y nos pusimos en contacto con la D.G. de Sostenibilidad de la Junta de Extremadura para saber cuál era el procedimiento a seguir en estos casos.

Tras enviar nuestra comunicación tuvimos su respuesta y conseguimos el permiso para la retirada de los nidos, aunque había que esperar hasta el final de la época de cría para que los pollitos volasen y todos abandonaran el lugar en su migración anual hacia África.

El Faro, golondrinas y valores ambientales

Colaborando con DEMA

Para llevar a cabo la actuación quisimos contar con la colaboración de DEMA que es una ONG extremeña con sede en Almendralejo y que, aunque en los últimos años se ha especializado en la conservación del cernícalo primilla, su experiencia en el ámbito de la protección del medio natural tiene múltiples facetas.

El Faro, golondrinas y valores ambientales

Por ejemplo, en el campo de la conservación del hábitat de especies salvajes, están desarrollando modelos de nidos artificiales de última generación, para cernícalo primilla, lechuza blanca o aves insectívoras, como vencejo, avión común o golondrina. La iniciativa está suponiendo todo un logro para la conservación de estas especies por el gran éxito de ocupación que están teniendo.

Por tanto, sabíamos que DEMA conocía bien la tarea que le habíamos encomendado y su propuesta fue la de retirar los nidos naturales sin eliminarlos. Los nidos serían despegados de las paredes interiores del pasillo y trasladados a zonas próximas pero exteriores.

El Faro, golondrinas y valores ambientales

Las golondrinas hacen sus nidos de barro y saliva así que el trasladado tenía que hacerse cuidadosamente para no dañarlos. En el caso de que al despegarlos de la pared se hubieran roto, DEMA nos dio la opción de sustituirlos por otros nidos artificiales diseñados y fabricados en su taller.

Sin embargo, finalmente se consiguió despegarlos sin romperlos y se trasladaron todos en buenas condiciones.

El Faro, golondrinas y valores ambientalesVolverán las oscuras golondrinas…

Además, a su regreso la próxima temporada de cría, nuestras vecinas golondrinas se encontrarán junto a sus nidos naturales con otros dos nidos más de construcción artesanal que esta Asociación quiso dejarles como regalo.

El Faro, golondrinas y valores ambientales

Sabemos que esta especie es, junto a otras aves insectívoras como el vencejo o el avión común, una colaboradora indispensable en el mantenimiento del equilibrio biológico de nuestros pueblos y ciudades.

Un insecticida natural

Este trío de aves urbanas actúa como insecticida natural y cada una de ellas puede llegar a capturar más de 2,5 kg de insectos al año lo que las convierte en aliadas fundamentales de las personas al eliminar multitud de mosquitos y ayudar en el mantenimiento de la salubridad de nuestro entorno.

Algunas personas eliminan por ignorancia sus nidos. Consideran que les causan molestias y suciedad, pero sin duda es todo lo contrario.

En la naturaleza existe una forma natural, eficaz y gratuita de combatir plagas de mosquitos: se llama “Ejército de Aves Insectívoras” y nosotros estamos contentos de tener algunas patrullas de este Ejército de Aves Insectívoras en nuestras instalaciones, cerca de nuestros parques de ocio y en los alrededores de los jardines, cazando incansablemente muchos, muchos mosquitos.

Ahora estamos expectantes ante la llegada, la próxima primavera, de nuestras vecinas las golondrinas para saber qué opinan sobre la remodelación y la alternativa ofrecida a su pequeña urbanización en las alturas del CC El Faro.

¿Quieres saber más sobre DEMA?

DEMA es una organización no gubernamental, de carácter libre y sin adscripción ideológica ni política, nacida en 1990 con el propósito de estudiar y proteger la flora, la fauna y sus hábitats naturales.

https://demaprimilla.org/